ECONOMíA

Inversiones extranjeras y costos transaccionales



 

 

Hablar de Inversiones también implica hablar de costos, y la tendencia natural, es a confundirlos como una misma cosa. No obstante, son dos cosas diferentes; con connotaciones diferentes.
Nuestros “dirigentes” tienden a manejar una errada concepción de lo que es una inversión, al no separar claramente estos dos componentes de la inversión, así mismo tienden a vender la idea de que vistas las ventajas comparativas que el país posee (debido a sus abundantes recursos naturales) somos un país relativamente barato para hacer inversiones.
No cabe la menor duda del inmenso potencial que el pais posee, pero esta totalmente alejado de la realidad, pensar que esto es suficiente para atraer las tan necesitadas inversiones extranjeras.
La última década (Que fue absolutamente desperdiciada) se ha caracterizado por una disminución constante de los flujos de capitales para inversión, debido en gran parte a los altísimos costos transaccionales a los que estos capitales han sido sometidos, aunado, por supuesto, a la cada vez más creciente inestabilidad política y a la incertidumbre que el actual marco legal genera.

Esto nos lleva a preguntarnos: ¿Que hacer para corregir esta situación?
No hay duda de que para corregir esta situación necesitamos de la disposición, la buena fe, el conocimiento y la actitud positiva de los dirigentes políticos y de los partidos que nos representan en el congreso, en relación a estos aspectos, además de dotar al país de un marco legal justo y estable, unas reglas del juego claras, una política fiscal y monetaria coherente y orientada a posibilitar un desarrollo sustentable. Todas ellas, condiciones necesarias, pero insuficientes, si no se atacan, urgentemente, y en profundidad otros aspectos, llamémoslos “Micro”, pero no por ello de menor importancia, representados; por un sector publico distorsionado, lleno de trabas administrativas y burocráticas, poco preparado y peor motivado. Lo cual impacta negativamente y en gran magnitud cualquier posibilidad de inversión; Foránea y/o nacional. En consecuencia se hace imperativo incorporar al sector educativo y universitario a la labor de identificación de las áreas a desarrollar y a la preparación de los contingentes laborales necesarios.
Señalemos algunos de estos costos transaccionales, que en condiciones normales, serian parte del costo Standard de inversión para la creación de una empresa y/o industria en nuestro país:
1.- Permisología

2.- Costos de los servicios.

3.- Costo de seguridad- Inseguridad

4.- Costos asociados a arreglos político institucionales

5.- Costos laborales.

6.- Costos Fiscales.

7.- Costos Judiciales

Todos estos costos regulares, tienen en nuestro país un costo asociado, representados en erogaciones no registrables contablemente, a las que se les debe dar alguna justificación y que son necesarias si se quiere llevar adelante un proyecto cualquiera.
Estos excesivos costos transaccionales son una de las causas responsables por las que nuestros países no han podido insertarse o incorporarse apropiadamente al proceso de globalización.
Los problemas asociados a los costos transaccionales, generan un efecto multiplicador que alerta y aleja a los inversionistas; sean nacionales, o extranjeros. Así mismo, las empresas que a pesar de estos inconvenientes logran instalarse, ven afectados sus niveles operativos y, dependiendo del grado de dificultad pueden llegar hasta el punto de abandonar el país.
|Es por esto, que cualquier proyecto de inversión, toma en cuenta el impacto que estos costos transaccionales tienen, independientemente, de las ventajas que el país ofrezca.
En el año 2001 Pricewater realizo un estudio entre 35 países en el que se indica que Venezuela debe pagar un 7,12 % en el costo de captación de financiamiento, POR CONCEPTO DE FALTA DE TRANSPARENCIA.
Durante la ultima década, no han habido en Venezuela Inversiones Extranjeras Directas (IED) significativas, salvo en los años 1992 y 1998, años ambos, caracterizados o coincidentes con procesos de privatización y cierta apertura comercial... Esta situación de des inversión, se ha incrementado hasta niveles alarmantes, a partir del año 1999, con la salvedad del sector de las comunicaciones que ha crecido sostenidamente desde 1995.
Al mismo tiempo la inversión privada nacional ha venido declinando durante los últimos 15 años, quizá, debido a los profundos problemas fiscales, a la inestabilidad política, a la falta de transparencia, a la inseguridad jurídica y a la volatilidad cambiaria, que ha obligado a los agentes económicos a refugiarse en divisas extranjeras para protegerse. Esta falta de inversión, también evidencia que no hay suficientes ahorros destinados a proyectos productivos creadores a su vez de fuentes de trabajo estables. Haciendo cada vez, mas vulnerable la ya golpeada economía del país.
La inversión privada y la generación de riqueza, son causa efecto - - Efecto causa, y son, además, pivote fundamental para el desarrollo de una economía sana y productiva.

Amanecerá y veremos.
Romulo E Lander Hoffmann
04-04-04
Volver a Menu 2004

TOPE DE PAGINA