ECONOMíA

EL PETRÓLEO DEL FUTURO COMO FUENTE ECONÓMICA DE HOY.-



 

 

 

Mucho es lo que se ha hablado sobre las posibilidades que nos podría brindar el petróleo, para salir del gravisimo problema fiscal y de la profunda crisis social por la que atravesamos.
Personajes de la importancia de Humberto Calderón Berti, del que nadie puede dudar en cuanto a la cualidad y calidad de sus conocimientos sobre la materia, ha venido sosteniendo vehementemente, la necesidad de abrir nuestra industria petrolera a los capitales privados, Nacionales y Extranjeros, como una solución no solo al sostenimiento y desarrollo de las fuentes actuales de producción, sino como una necesidad absoluta para la exploración y descubrimiento de las fuentes de reposición visto el agotamiento progresivo y natural de las actuales y la evidente imposibilidad de financiamiento por parte del estado venezolano para garantizar el ritmo de producción, la actualización tecnológica y los gastos de exploración, gastos que deben ser efectuados constantemente y en proporción creciente año a año.
En el supuesto de que cumplamos estos cometidos fielmente, y logremos mantener e inclusive aumentar nuestra capacidad de extracción, los cálculos mas conservadores señalan que a un ritmo de producción de 3.000.000,00 tres millones de barriles diarios y sin que se encuentren nuevos yacimientos, tendríamos petróleo para unos sesenta años mas, sin contar las inmensas reservas que poseemos en crudos extrapesados.
Es aquí donde surge una inquietante pregunta: Será que en los próximos sesenta anos no va a surgir ninguna fuente de energía alternativa.?
Será que se paralizaran las investigaciones y el mejoramiento de los procesos de obtención de otras tecnologías energéticas, que inclusive son mas limpias y menos contaminantes.?
Será que en la época de la transmutación de la materia, moveremos los positrones con petróleo.? Sinceramente, no lo creo.
Entonces; ¿Por que no acelerar asociaciones que complementen y mejoren nuestro manejo de la industria. Especialmente en el área de crudos extra pesados aunque esto signifique una participación (relativa) menor en cuanto a las ganancias?.
Es aquí donde aparecen algunos personajes esgrimiendo el manido argumento de que esto es vender la Patria. Eso es una falacia, porque hágase la asociación que se haga, lo que se estaría negociando seria solo la fase de exploración y la fase operacional que seria conjunta, (pero sin asumir los riesgos económicos de la fase exploratoria), dado que el subsuelo y todo lo que el contiene es y será siempre nuestro, además de que la participación del Estado es múltiple. Por un lado están los ingresos que se producirán atraves de la filial correspondiente, representados en impuestos fiscales, por otro, los impuestos que tiene que pagar la empresa que se asocie, si esto se suma nos daremos cuenta de que la ganancia en realidad es mayor que si produjéramos únicamente por nuestra cuenta, cuestión que huelga decir, esta absolutamente fuera de nuestro alcance, además con toda seguridad, la apertura generaría un serie de necesidades de insumos susceptibles de ser satisfechos por empresas nacionales, lo que implica un crecimiento del sector, ampliación de la base de empleo y en general transmisión de bienestar a la población, además del desarrollo vertical del sector. Podría estar aquí una de las posibilidades de las que hemos conversado anteriormente, que es la de desarrollar sectores industriales de alta tecnología con grandes ventajas comparativas, que en definitiva nos daría posibilidades de conquistar mercados exteriores a precios competitivos.
Permítanme hacer hincapié en lo de la urgencia de realizar las asociaciones estratégicas, pero ahora con el argumento de los crudos extrapesados; Aquí la situación es si se quiere mucho mas preocupante, porque los cálculos indican que, a una tasa altísima de extracción de crudos, tenemos bitumenes para unos 200 anos, a este respecto creo que seria criminal hacer pagar con miseria, pobreza, y delincuencia a nuestra gente. Abramos las puertas a los grandes, medianos y pequeños capitales (nacionales y extranjeros) para desarrollar violentamente este sector, entremos en franca competencia con los grandes productores de carbón del mundo, utilizando la ventaja que nos da el poder producir a bajos costos (pero con una ventaja adicional., Que no corremos el riesgo de cometer Dumping) haciendo ventas a futuro y utilizando una parte significativa de estos ingresos en pagar la inmensa e ilegal deuda externa que tanto consume de nuestro presupuesto . Abramos las puertas del resto del sector de los hidrocarburos que no podemos desarrollar por cuenta propia, que esto, no es vender a la patria, esto, es ayudarla a ser, es devolverle un poco de lo que le quitaron, podríamos desarrollar asociadamente, una industria de derivados del petróleo con capacidad para suplir toda el area sub regional andina y mas allá. El asunto reside en deslastrarnos de esa creencia de que asociarse implica traición o venta , hay mucho mas de eso en el estado actual de cosas, esta es una buena oportunidad para que todos demostremos que estamos dispuestos a cumplir con lo que nos corresponde: el Estado; Cediendo cuotas de poder que lo que hacen es volverlo (el exceso de poder) cada vez mas prisionero de si mismo, Los empresarios; Estándo dispuestos a arriesgar sus capitales en áreas de mayor dificultad,(y de ganancia) que implica además atención especial a la parte trabajadora para la continua labor de mejoramiento en cuanto a los conocimientos laborales y beneficios contractuales, y los trabajadores; estándo dispuestos a volver a sus raíces de pueblo trabajador, productivo, eficiente, creativo y capaz.
Estamos claros en que esta es solo un arista de la inmensa problemática por la que atraviesa el país, pero si adoptamos la decisión apropiada, tendrá un peso definitivo y un efecto de mostracion concluyente sobre nuestro futuro como país,
Hagamos nuestra, aunque sea sesenta años tarde, la frase del Dr. Uslar Pietri , sembremos el petróleo, creando y produciendo mas productos petroleros, desarrollando una industria petrolera fuerte, innovadora y de crecimiento vertical.
AMANECERÁ Y VEREMOS.-
Romulo E.Lander-Hoffmann.-

 


Volver a Menu 1998 - 1999



TOPE DE PAGINA