ECONOMíA
banner

EL FMI; o como no perder las rodillas en el intento. (La próxima aventura)


 

 

Lunes, 18 de febrero de 2002

Por el camino que vamos, ( sin ser pájaro de mal agüero ) una de las más grandes dificultades con la que se va a encontrar el gobierno, este, o el que Dios quiera venga en un futuro muy cercano, será firmar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, esto, implicará volver a devaluar el signo monetario, lo que incidirá automaticamente sobre el crecimiento de la masa monetaria, ya abultada en demasía debido a la devaluación, que de hecho, acaba de suceder, y a su vez creará presiones inflacionarias agregadas a la que la tasa de devaluación generará, dado que este dinero se volcara sobre el mercado interno primero a comprar bienes y servicios que son insuficientes, y posteriormente divisas, al no encontrar un uso adecuado en el mercado y ante la imposibilidad del ejecutivo de colocar más bonos de la deuda pública para secar el sistema. ( Como dice la canción: “La historia vuelve a repetirse....” ).
Esto a su vez traerá una doble consecuencia negativa, por un lado presionará nuevamente a un alza del precio de la divisa (vía demanda agregada) que elevará las expectativas inflacionarias y por el otro, al aumentar el índice de inflación, ocasionará un desfase entre los precios internos y externos que terminarán por provocar una nueva devaluación, tal como sucede actualmente.
En estos momentos, el gobierno tiene agotada la posibilidad de astringir circulante por la vía de la colocación de instrumentos monetarios como bonos o títulos de diferente índole y/o denominación, debido a la percepción de riezgo que tienen los operadores económicos, aún considerando que una de las principales consecuencias que traerá consigo la liberación de los controles es un alza pronunciada de las tasas de interés hasta situarse en niveles reales positivos. (Lo cual es deseable mas no acosejable). Esta alza hace imposible la utilización de dichos instrumentos, por que haría colapsar el manejo de la deuda interna, que para los momentos, sumada a la externa alcanza a mas del ¿? % del presupuesto deficitario previsto para el próximo año.
En caso de un acuerdo, y siempre en el deseo de que lo haga un próximo (muy próximo) gobierno, debemos adicionar a la masa ya existente, el dinero aportado por el FMI y por los organismos multi laterales, más la que se incorporará por la vía de las inversiones extranjeras, que ciertamente llegaran, al recibir la señal positiva emitida por el Fondo desde el momento en que nos adaptemos a sus exigencias y adaptemos estas exigencias a nuestras necesidades; modificandolas de mutuo acuerdo, según nuestra realidad social.
Ahora bien, el gran reto es hacer que todo ese inmenso caudal de dinero se torne reproductivo invirtiendolo apropiadamente, lo que a su vez implica un lapso de tiempo mas o menos considerable en el cual, como ya dijimos, la inflación causara serias distorsiones en la economía del país, haciendo que se pierda una parte del beneficio que supone el programa económico que se aplique, pero que aun así, debemos aplicar y explicar a toda la poblacion, sin temor al costo político que una decisión de este tipo significa.
Todos tendremos que apoyar al ejecutivo, a este, (en el entendido de que este desgobierno cambie de rumbo y actitud, cosa que dudo muchísimo) o al que le toque hacer el acuerdo, en su decisión de acudir al FMI. – “Aunque con la cantidad de recursos manejados en estos 40 años, nunca, debimos de haber tenido la necesidad de hacerlo y ya van dos ” – Nos tocará a todos , sin excepción, ayudar a que se tomen las decisiones complementarias adecuadas, que garanticen el buen manejo de esos recursos, que son Dinero nuestro.
Considero que tenemos varias opciones para la aplicación de la política monetaria, pero la ideal sería; una flotación limpia del bolívar, con lo cual, ciertamente, se corre el riesgo de ser sometidos a los ataques propios de la fuga y la migración de capitales, si el gobierno no acompaña a este esquema de una serie de medidas complementarias, entre ellas:
1.- Reducción del gasto público corriente.
2.-Política de privatización acelerada de los entes suceptibles de a serlo, utilizando los principios de costo de oportunidad.
3.-Modificación del regimen de prestaciones sociales, con la creación de fondos de retiro, pensión, salud, etc, en manos de la iniciativa privada y/o mixtas.
4.- Reducción del aparato burocrático del Estado, con la consecuente simplificación de las funciones y por lo tanto una baja estimable de los costos de transacción.
5.- Dinamizacion de la economía, a través de una politica agresiva de concesiones, para el diseño y construcción de obras de infraestructura.
6.- Modificación radical de la politica monetaria, en lo que respecta a las instituciones financieras, de manera de que estas puedan bajar sus costos operativos y tengan en consecuencia un mejor margen de maniobra que redunden en beneficios de los ahorristas.
7.- Iniciar una apertura real de los mercados.- sin complejos, ni entregas-.
8.- Definir una politica global de desarrollo a largo plazo - No una de planificación central- que haga énfasis el las areas en las que tenemos ventajas reales comparativas, sin descartar asociaciones estratégicas en aquellas que actualmente son de exclusividad del estado. No debemos olvidar, que los E.E.U.U. por señalar un ejemplo, no son dueños de absolutamente nada, y sin embargo, no por eso son menos soberanos , esto tampoco significa que debemos regalar lo nuestro, pero debemos aplicar el criterio de costo de oportunidad en esta materia.
En definitiva estas son algunas de la medidas que se deberán tomar en conjunto con la decisión de negociar un paquete de ayuda, y que más que impuestas por el Fondo Monetario, lo deberían ser por la razon, la cordura, el sentido de Nación y el amor a la patria, por delante.
Comencé este artículo diciendo ”POR EL CAMINO QUE VAMOS” por lo que si lo abandonamos y tomamos el correcto, podríamos no tener que acudir a la ayuda de los multilaterales. Solo que el tiempo apremia.
Como siempre he dicho: Una economia con acento social, no tiene por que ser una economia socialista.
Amanecerá y Veremos.
PD. Es una lastima, y un CRIMEN, como Ud señor presidente, desaprovecho la unica, irrepetible e historica oportunidad de haber cambiado las cosas.
“DIOS Y LA PATRIA OS LO DEMANDARÁN”. ASI SEA.


TOPE DE PAGINA