ECONOMíA

CURRENCY BOARD (CAJA DE CONVERSIÓN)
PANACEA O ILUSIÓN - IV



 

 

Uno de los más serios problemas que vamos a tener que enfrentar en el futuro inmediato va a ser el violento aumento de la base monetaria,(como si la actual no fuera suficiente) vía la incorporación de dinero que supone la cancelación de los auxilios financieros recientemente dados, expresados en diferentes instrumentos. Unos ya vencidos, otros por vencerse.
Debemos sumar, además, los ingresos extraordinarios que se sucederán por concepto de la política de privatizaciones donde intervendrán capitales extranjeros, generando ingresos adicionales en moneda extranjera y que inevitablemente irán a parar al circuito monetario vía cobertura de compromisos clientelares adquiridos con anterioridad a que se sucedan estos, algo por cierto irresponsable por demás. Así mismo sumarle los ingresos, no cuantificados todavía, por concepto de las asociaciones estratégicas, mismas que están a punto de realizarse y que esta por ver, el destino que el gobierno dará a estos fondos.
Todos estos ingresos extraordinarios, y algunos mas que seguramente se me escapan en estos momentos, de una manera u otra afectaran e incrementaran la base monetaria, ya absolutamente desproporcionada, generando una oferta monetaria monstruosa que a su vez creara una muy fuerte presión inflacionaria, ante una evidente imposibilidad de producir instrumentos financieros con la capacidad suficiente e inmediata de absorber el exceso de liquidez. Además, este exceso de oferta monetaria traerá como consecuencia una mayor devaluación, vía demanda agregada del mercado paralelo que al final mediatizara el nuevo tipo de cambio al que habrá que ajustar hasta llegar en poco tiempo a unos quinientos bolívares por dollar, y más aumento de la base monetaria por retroalimentación.
Como podemos ver, es un circulo vicioso y perverso que debemos romper con suma urgencia, no vaya a ser que cuando queramos hacerlo sea tarde como de costumbre, y la mejor opción, vista la incapacidad institucional de producir cambios estructurales, no solo por falta de voluntad del actual gobierno, sino de todo el sistema político, la representa el esquema monetario de Caja de Conversión.
Vamos a analizar el efecto inflacionario inmediato que tendría la caja Elemento este, que presumo es el que mayor temor despierta en los predios gubernamentales, por la respuesta social que pudiera generar, y vamos a compararlo con el escenario que seguramente vamos a tener de continuar con el actual esquema monetario que se esta manejando. Haciendo un ejercicio teórico; supongamos que se decide una implementacion de un esquema de conversión, con una paridad de uno a uno, sin flotación previa. Esto supondría si las reservas Internacionales están alrededor de $12.000 mm que la nueva paridad se situaría en 220 bolívares viejos, que se cambiarían por cada nuevo Bolívar. Esto daría como resultado una devaluación lineal del 29 % que es el diferencial entre 170 y 220, cifra que indudablemente tendrá un efecto menor sobre los precios, que el 60% de devaluación acumulada esperada para el periodo del 95 al cambio actual. Pero que conlleva un componente muy elevado de incertidumbre, expectativa negativa y alta especulación, pseudo justificada, por los elementos antes mencionados.
A todo esto debemos agregar; lo inmanejable de las magnitudes monetarias, la fácil presa en que estas se convierten para quienes pretenden seguir medrando, vista la manifiesta incapacidad del aparato del estado para supervisar estas inmensas cantidades de dinero apropiadamente.
Hay que estar claro en que un cambio de estas proporciones supone la eliminación de muchos y muy grandes poderes y es por esto, que la urticaria es tan grande pero, de no tomar una decisión urgente en esta materia, en primer termino, se perdería el beneficio inmediato que el esquema supone y de seguro la realidad nos la hará tomar como siempre tardíamente y a destiempo.
Esto sin duda resultara mucho más doloroso y habremos llegado a niveles de miseria mucho mayores, de los cuales nos tomara muchos mas anos para salir.
AMANECERÁ Y VEREMOS.
ROMULO E.LANDER-HOFFMANN
28-03-95

Volver 94 - 95

TOPE DE PAGINA