ECONOMíA

Tiempos dificiles



 

 

Vendrán tiempos de verdadera sequía económica después de las elecciones del 7 de octubre y será entonces que Henrique Capriles enfrentará situaciones en extremo delicadas

y también será entonces cuando como ciudadanos tendremos que apoyar sin restricciones al nuevo presidente de la Republica.
Tendremos que apartar nuestro inmediatismo y permitirle desarrollar al Presidente Capriles las políticas necesarias para iniciar la recuperación del inmenso desastre en que el Sátrapa dejara a la nación.

Quien hoy nos desgobierna ha demolido paso a paso el aparato fiscal liquidando el manejo prudente de las finanzas públicas que, por las torpezas de unos y mala intencion de otros, perdieron toda transparencia. Dejaron de ser eficientes y generaron desequilibrios que mas temprano que tarde pagaremos con creces. Esto sucederá dentro del primer año de gobierno de Henrique Capriles y hay que estar pendientes para que de entrada no comiencen; Medios y escribidores de oficio, a crear una matriz de opinión orientada a demoler al nuevo gobierno y con ello seguir pescando en rió revuelto.

Para adelantarnos a cualquier intento de creación de una matriz de opinión adversa al nuevo gobierno, debemos entender y tratar de hacer entender a toda la población que, los limites de endeudamiento que claramente estaban delimitados en la constitución vigente, fueron burlados grotescamente al amparo de una ley habilitante evidentemente inconstitucional, endeudándonos a niveles que significan el 66% del PIB y esa deuda habrá que honrarla. Explicarle a la gente que estando prohibidos lo gastos no presupuestados, quien hoy nos desgobierna, ha mal utilizado la habilitante para crear presupuestos paralelos sin ningun tipo de control. Y que con la política monetaria, arropada por una “estrategia” de endeudamiento criminal, tendremos un pesado fardo que debemos de ayudar a cargar al nuevo presidente y la mejor manera de hacerlo será teniendo paciencia y dándole tiempo para que las decisiones económicas que se tomen, contengan la inercia de las políticas anteriores.

Para el nuevo gobierno vendrán tiempos de vulnerabilidad económica dependiendo del comportamiento de los precios petroleros, tendrá que revisar y eliminar cualquier gasto superfluo y tendrá que racionalizar el gasto corriente con lo que posiblemente enfrente un enfriamiento adicional de la economía y será nuestra responsabilidad ciudadana no exigirle algo que esta fuera de su control.

Si en el 2011 con un barril de petróleo por encima de los 100 $ el déficit publico fue del 14%, para este 2012 visto la inmensa cantidad de recursos que el sátrapa ha volcado por estar en época electoral y si a esta circunstancia le sumamos (o mas bien le restamos a los ingresos) la caída de los precios del petróleo es de suponer que el déficit será aun mayor y en consecuencia condicionara el primer presupuesto del nuevo gobierno, de allí que nuestro apoyo al nuevo gobierno tendrá que ser constante.

El nuevo presidente Capriles cuenta con un muy buen equipo de gobierno, aun así no caigan en el error (seria repetido) de creer que por ser todos profesionales de marca mayor es suficiente para que la gente acepte los sacrificios que habrá que hacer.

Una política comunicacional eficaz y eficiente es absolutamente indispensable, la gente debe estar preparada para lo que viene y no hacerse falsas expectativas en relación a la situacion económica que enfrentaremos gracias a los desmanes, de quienes hoy nos desgobiernan y es obligación del gobierno mantener a la gente informada adecuadamente. No repitamos el pasado.

Amanecera y veremos

http://www.romulolander.com


 

TOPE DE PAGINA