ECONOMíA

 ¿Recesión e inflación, o Estanflacion?
!Es lo mismo idiota!



 

 

Indicadores preliminares a finales del año 2009 sugerían que la economía venezolana entraría, como en efecto ya lo hizo, en una recesión.
Personalmente en mi articulo perspectivas de la economía venezolana 2010 afirmé que “El ejecutivo”, lo cual es un eufemismo,  ha “elaborado” el presupuesto  del 2010, basado en un barril de petróleo a $ 60,00 con un crecimiento esperado del  0.5%, y aunque el precio del petróleo estará bastante por encima de lo estimado por este, más bien entorno a los $ 80,00,  no lo estará el crecimiento real de la economía, que se verá afectada por la destrucción atroz, a la que el gobierno ha sometido al aparato productivo nacional. Especialmente al sector agropecuario que mostrara una crisis de gran intensidad el próximo año”. 
Así mismo señalé que “En base al análisis de estos elementos, considero que en el corto plazo (primeros dos trimestres del próximo año) El gobierno acudirá a la devaluación como muleta financiera”
Por ahora ambos escenarios se han cumplido y digo por ahora, porque si bien para el momento en que escribí ese articulo en Noviembre del 2009 esas parecían ser las proyecciones para este momento, ahora, debo pedir disculpas por mi equivocación y hacer una re estimación  de ellas dado el acelerado deterioro al que Chávez a sometido al país estos tres últimos meses, con la Riada de limitaciones, expropiaciones, incautaciones, detenciones, manipulaciones y cualquier calificativo terminado  en “ones” que deseen emplear.
Para este año,  vista la contracción de casi un 6% del PIB durante el primer trimestre del año, una estimación prudente estaría alrededor de una contracción del  PIB del orden de un 8% al final del año. Siempre y cuando los precios del petróleo se mantengan sobre los 70 dólares el barril, de la emisión de nueva deuda y de cómo el gobierno exprima a las instituciones financieras del país que tienen en su poder  más de 5.000 MM de dólares. A los que con seguridad de ser necesario obligará a deshacerse de ellos a precios actuales de mercado que implicaría perdidas importantísimas para dichas instituciones.
De lo que no parecen haberse percatado (o ¿si?) es que  de estos miles de millones, la banca publica tiene mas o menos la mitad y la totalidad de esta  mitad, representa mas del 40% de sus carteras en bonos.
La gran pregunta es: ¿Obligara Chávez a estas instituciones publicas a vender sus bonos incurriendo en pérdidas de gran magnitud?
POR AHORA Chávez solo ha lanzado una amenaza contra  la banca privada: “O me venden sus bonos o de lo contrario podría verme obligado a tomar otras medidas”.
Pero aun realizando la totalidad de los bonos en manos publicas y privadas, estos  no serán suficientes  para alimentar la demanda represada y será necesaria la emisión de nueva deuda.
[1]Ver cuadro adjunto.
Así mismo como no hay nada que nos indique  que como hasta ahora, esta oferta no seguirá siendo limitada y dilatada en su entrega. La consecuencia será  una inflación a niveles por encima del 30% que provocará desabastecimientos puntuales y crónicos de diferentes bienes de consumo, que mas temprano que tarde terminara por  generar la aparición de un mercado negro cuyos precios dependerán de las necesidades de los demandantes. Pero que en todo caso en muy corto plazo alcanzara el nivel que tenia antes de la intervención del gobierno en el mercado de las permutas.
Por otro lado, la recesión con inflación [Estanflacion] en la que estamos envueltos, implica una fuerte declinación en el consumo y con ello una disminución adicional de la producción de las empresas que hará que disminuyan aun mas; tanto el ya escaso parque industrial por desaparición de muchas de ellas por falta de mercado, como las inversiones necesarias para reponer capitales y/o equipos.  Y como sin  inversión no hay crecimiento, este decrecimiento aumentará automáticamente los niveles de pobreza existentes. Esos mismos  niveles de los que con tanta alharaca se ufana el gobierno haber disminuido, mostrándonos su verdadera dimensión.
Ocultada por cierto hábilmente durante la ultima década gracias a la manipulación de las cifras y una muy particular interpretación de las mismas.
Es importante señalar que gran parte de la declinación  en el sector industrial es así mismo consecuencia del constante ataque y acoso al que Chávez ha sometido a todos los sectores productivos del país que se agravaría hasta consecuencias impredecibles de hacerse realidad la confiscación del grupo de empresas Polar.

En definitiva, la contracción del PIB no debe valorarse como una simple recesión, sino como la destrucción de las capacidades productivas del país que en ningún momento podrá el estado sustituir, especialmente tomando en cuenta tanto su  incapacidad financiera actual, como su pésima, corrupta y cleptocratica administración. Quienes por cierto manejan  a la recesión con inflación como un fenómeno  diferente a la Estanflacion.
[1] Ver cuadro adjunto.


Amanecerá y veremos
Romulo E. Lander Hoffmann
http://www.romulolander.com


http://www.romulolander.com  

 

Volver a Menu 2010

TOPE DE PAGINA