ECONOMíA

PROYECCIONES 2008, EL ANO DE LA RATA (Sic)



 

 

“POR AHORA” el gobierno no cambiará su política económica  fuertemente expansiva, antes de las elecciones de gobernadores y alcaldes de octubre, salvo que logre con alguna triquiñuela separar los comicios, y no la cambiará  pese a la elevada inflación que se esta perfilando y  al creciente desabastecimiento de algunos productos básicos, que se agudizaran en la medida en que se aplique la recién puesta en vigencia “ley de delitos cambiarios”
A este respecto, Otro gran peligro que se cierne sobre nosotros, es que  el gobierno nos haga creer que en aras de paliar ese desabastecimiento, permitirá cierta laxitud en  la adquisición y venta de insumos y productos importados, para luego iniciar una batida y por la vía coercitiva (Indecu-Seniat) asegurarse la "COOPERACION"  del sector comercial e industrial.

El alto nivel de gasto público se mantendrá como arma (populista), vía bozal de arepas. Por lo que el presidente Hugo Chávez sin duda  obligará a PDVSA que esta a punto de ser embargada, entre otros entes a emitir este año más deuda, comprometiendo aun más el deteriorado estado financiero de la estatal petrolera, y de la nación.
Otro de los elementos que a futuro afectara negativamente y más que proporcionalmente a los resultados económicos es la contracción del superávit en la balanza de pagos aún cuando los precios del petróleo se mantengan altos,
 debido a la expansión del gasto “pre eleccionario”.
Si bien es cierto que la economía aún crece impulsada artificialmente por el alto gasto del Gobierno y a su efecto multiplicador sobre la demanda agregada, esta mostrando crecientes señales  de tensión como consecuencia de la  demanda insatisfecha, la cual es  factor de presión sobre el comportamiento de la inflación, que se mantendrá subyacente vía controles de precios.
En relación a las cuentas externas, estas muestran un deterioro progresivo a pesar de los elevados precios petroleros y especialmente por la merma de capitales extranjeros de inversión y por la disminución real del total de exportación del petróleo y sus derivados.
Este efecto se vera acentuado en la medida en que el conflicto con Colombia mediatice el intercambio comercial entre las dos naciones y evidenciará un desbalance que se ira incrementando en la medida en que se busque satisfacer las necesidades de consumo interno en otras economías, con las que la relación de intercambio será negativa para Venezuela al no poder colocar en estas los productos que antes se colocaban en Colombia.
Como mencione anteriormente, este escenario depende de la evolución del conflicto innecesario al que nos ha Llevado  el presidente Chávez.
Así mismo, aun de mantenerse estables los precios del petróleo estimo que el gobierno acudirá al expediente de la emisión continua de bonos denominados en Dólares,  de Notas estructuradas o de ambas a la vez, dependiendo de sus necesidades  para mantener su exacerbado gasto corriente. (Y no tan corriente también).
Esta “política monetaria” del gobierno ya afectó de manera negativa la deuda  del país en el 2007 y lo hará aun más profundamente en el 2008. Especialmente si tomamos en consideración la calificación de riesgo país en la que sea colocada la deuda de la republica.

En base al análisis de estos elementos, considero que en el corto plazo (próximos tres trimestres) El gobierno no acudirá a la devaluación como  muleta financiera. La única razón por la que el gobierno del Teniente cnel. Chávez tomaría una determinación de este tipo, es si los precios del petróleo se derrumbaran a niveles inferiores a los $ 50 por barril, o si por alguna razon fortuita disminuyeran los ingresos por concepto de la renta petrolera ahora bien, lo primero visto las necesidades de consumo energético de las naciones  en el mundo, no esta dentro de  los posibles escenarios. “POR AHORA”

Amanecerá y veremos.
Rómulo E Lander hoffmann.



Volver a Menu 2008

TOPE DE PAGINA