ECONOMíA

Perspectivas Económicas de Venezuela 2010



 

 

En mi articulo de diciembre del año 2008 “Perspectivas económicas de Venezuela 2009”, afirmé que vista la caída de los precios del petróleo, el gobierno no podría ignorar ni mucho menos evitar  los impactos que esta declinación iba a tener sobre el comportamiento y los resultados económicos y sociales. Creo que esto se cumplió más allá de mis previsiones. Estimé una inflación de alrededor del 32% y esta estimación estará muy cercana a la que obtendremos para este año.
Así mismo estimé que el crecimiento de la economía estaría alrededor del 2% y aunque este será más o menos el “valor” alcanzado, aun sostengo que este crecimiento no es real, vista la destrucción del aparato productivo nacional y el mas que desproporcionado crecimiento de las importaciones hechas para suplir las deficiencias de producción internas generadas por el descalabro de los sectores productivos. Y si bien estimé que el año 2009 se presentaría como uno de grandes y profundas dificultades, el venidero año 2010, a pesar del inmenso pero improductivo gasto público que estará determinado por la situación electoral, este será aún peor.
“El ejecutivo”,  lo cual es un eufemismo,  ha “elaborado” el presupuesto  del 2010, basado en un barril de petróleo a $ 40,00 con un crecimiento esperado del  0.5%, y aunque el precio del petróleo estará bastante por encima de lo estimado por este, más bien entorno a los $ 80,00,  no lo estará el crecimiento real de la economía, que se verá afectada por la destrucción, atroz, a la que el gobierno ha sometido al aparato productivo nacional. Especialmente al sector agropecuario que mostrara una crisis de gran intensidad el próximo año. 
Al igual que en el año precedente, para mantener el altísimo nivel de gasto público, usado como arma (populista),  el presidente Chávez, sin duda, obligará a; PDVSA, a las empresas de Guayana, al BCV, y a la Republica a emitir más deuda. Comprometiendo aun más el deteriorado estado financiero de la estatal petrolera y de la nación.
El año 2010,  tomando en cuenta que el  ingreso petrolero estará por el orden de $ 60.000 millones de dólares (Con un barril a $ 80,00), este monto será insuficiente para cubrir la demanda total de importaciones, más los compromisos de deuda externa. Por lo que el mercado permuta continuara financiando gran parte de las importaciones, con la consecuente ampliación del spread entre el dólar oficial y el permuta mas las presiones inflacionarias que esto acarreará.

En relación al panorama fiscal, luce muy difícil de alcanzar la meta de $ 36.000 millones que se haimpuesto el ejecutivo, sobre todo tomando en cuenta que la caída de la producción tanto; del sector comercio, como la del de manufactura, causará un hueco fiscal que representa alrededor de un 29% del PIB que muy posiblemente será cubierto vía aplicación de nuevos tributos, del incremento de la alícuotas tributarias, del aumento del valor de la unidad tributaria, o de todas inclusive, además de la emisión de nueva deuda para poder compensar el déficit tributario.
En relación al panorama inflacionario, este sin duda estará condicionado por  cuatro variables.
1.- Incremento de la liquidez monetaria (M2)
2.- la falta de inversión del sector privado en el país.
3.- El financiamiento y sobre todo la monetización del déficit fiscal
4.- El peso el mercado paralelo  el cual genera una inflación de costos muy importante aunque, a conveniencia del gobierno, poco ponderada.
Tomando en cuenta estas variables, es razonable esperar una inflación de alrededor de un 34% unos 4 puntos porcentuales por encima de la del año precedente.
En relación a las cuentas externas, al igual que en el 2009, mostrarán un deterioro progresivo, especialmente por la merma de capitales extranjeros de inversión y por la disminución real del total de exportación del petróleo y sus derivados.
El déficit fiscal  para el año 2010 se podría ubicar en el orden del 4% del PIB Generado en parte por el fuerte endeudamiento  al que acudirá el gobierno  para el ejercicio fiscal del año 2010 y cuyo monto ya establecido en el presupuesto es de BsF.16.807 millones lo que elevará el total de la deuda interna  a un monto superior a los $45.370 millones de dólares
El presupuesto del año 2010 de $74.139 millones de dólares que es inviable e insostenible sobre todo por razones inflacionarias, se ubicaría al cierre del año 2010 en el orden de los $97.000 millones de dólares.
En base al análisis de estos elementos, considero que en el corto plazo (primeros dos trimestres del próximo año) El gobierno acudirá a la devaluación como muleta financiera, Y el momento en que será implementada esta medida estará determinado por  los precios del petróleo si este se sitúa en niveles inferiores a los $ 60 por barril. O, si por alguna razón fortuita disminuyeran aún más los ingresos por concepto de la renta petrolera.
 
Amanecerá y veremos.
Rómulo E Lander hoffmann.
http://www.romulolander.com

 



Volver a Menu 2008

TOPE DE PAGINA