ECONOMíA
BANNER

la planificación en Venezuela, y el actual gobierno



 

 

Un plan económico, debe intentar resolver tres problemas básicos:

1. - Su direccionalidad, su relación causal, el alcance de la propuesta que tiene como fin redirigir o alterar las tendencias reales.

2. - Su viabilidad, lo que implica que el planificador debe, a partir de una situación determinada, producir un instrumento con capacidad de transformar las normas en un momento situacional real que siga la dirección predeterminada.

3. - Su operacionalidad, que no es mas que la articulación entre la planificación y la gestión.

Esta introducción tiene la intención de establecer la vinculación entre lo que supuestamente es un plan económico ( Revolución Económica, por ejemplo.) Y lo que debe hacerse para “garantizar” su éxito como tal.
La direccionalidad, se inserta en el plano del deber ser, dimensionando su contenido - el del plan - y estableciendo su causalidad y su alcance a través del análisis de la relación FIN - MEDIO. Básicamente, la direccionalidad establece la racionalidad de esta relación y determina la eficacia de la misma.
En cuanto a la causalidad; se refiere a verificar si los medios que se seleccionan para la implementacion del plan, tienen la fuerza suficiente para producir los cambios debidamente identificados con los fines. En consecuencia, el alcance de la direccionalidad impone la adecuación entre los recursos que requiere el plan, y los recursos verdaderamente disponibles, limitando de esta manera el avance en la ejecución hasta el limite de los recursos obtenibles.
La viabilidad, se inserta en el plano del poder ser. Es un proceso dinámico, en el que quien planifica encuentra diferentes obstáculos que tienden a restringir su poder.
Encuentra restricciones de tipo económico que se la imponen las situaciones reales, y restricciones organizacionales también impuestas por las situaciones reales. Es por ello que la viabilidad debe tener un entorno político, económico y organizativo suficiente para imponerse a los oponentes que se le presentan constantemente.
En cuanto a la operacionalidad del plan; Supone asumir la planificación como una necesidad endogena, y no como una imposición de la realidad externa o de los diferentes actores con intereses definidos y/o particulares.
La jerarquía del plan va a depender de la situación en que se planifica, desde la situación en la que se planifica, y del propósito con el que se planifica. Es aquí, donde se evidencia la debilidad del plan económico diseñado por el gobierno, dado que su direccionalidad esta supeditada a postulados político económicos totalmente fuera de la realidad mundial actual, es decir; el DEBER SER no se corresponde con el PODER SER. Así mismo la posición desde la que se esta planificando esta fuertemente mediatizada por el entorno, lo que evidentemente pone en desventaja a los actores planificadores. Y por ultimo, la viabilidad del mismo escapa totalmente de cualquier posibilidad de implementacion del plan, salvo que se cumplan con ciertos requisitos indispensables impuestos por los oponentes que en este caso son los que tienen el poder de decisión real en lo que a la aprobación del plan, si es que podemos llamarlo así, se refiere.
O SEA; UNA COSA PIENSA EL BURRO, Y OTRA QUIEN LO MANEA
(disculpando la digresion)
Amanecerá y veremos.-
Romulo E. Lander- Hoffmann



TOPE DE PAGINA