ROMULO LANDER ECONOMIA Y POLITICA, ESTANFLACION

ECONOMíA

Estanflacion; Tautologia Revolucionaria



 

 

Tautología: redundancia "explicativa" debida a una calificación superflua.

El comportamiento del Producto Interno Bruto del Sector Privado en el 1er Semestre del año 2008 fue el -0,49,  la inflación acumulada del país el 17,3%, y la inflación anualizada el 33,7%. Números que no se sienten tan evidentes dada la inmensa cantidad de dinero circulante, que al mismo tiempo es el causante de esta inflación que esta siendo acompañada con el  estancamiento y decrecimiento del sector privado de la economía.
La inflación como fenómeno, es el resultado de un aumento sostenido (y generalizado) de los precios de la economía.
Si bien es cierto que la inflación puede tener varias causas, en nuestro caso; además de la perdida del valor  del signo monetario, es el resultado directo del crecimiento incontrolado de la masa monetaria buscando bienes escasos, y   además, es el reflejo  de una política fiscal (totalmente equivocada) que condiciona el crecimiento de la oferta monetaria.
Venezuela como mencioné anteriormente, ha mostrado los últimos 6 años un crecimiento, más que desproporcionado del M2 (oferta monetaria), que sido ha sido impulsada básicamente por:
1.- La  política fiscal (inadecuada)
2.-La creación de dinero bancario (dinero inorgánico)
3.- El control de cambios
4.- El Control de precios
5.- Los subsidios (Dinero para las misiones, etc.)

Si bien estos  factores han permitido simular un cierto crecimiento (que no desarrollo) de del consumo y de la  economía, también han enmascarado una sobre valoración del signo monetario y consecuentemente una inflación subyacente que sumada a la inflación declarada, en algún momento, posiblemente después de las elecciones, se mostrara en toda su intensidad.
De todos los factores antes mencionados, el que mas determinara el futuro del comportamiento de la inflación; es el anclaje del tipo de cambio implícito en el control de cambios.
Un cálculo conservador del nuevo tipo de cambio podría estar alrededor de  BsF 5,00 lo que implica una devaluación de algo más del 100% que automáticamente generara mayor cantidad de BsF y subsecuentemente mayor pobreza.
Si tomamos en cuenta que el país esta importando más del 80 % de sus necesidades, resulta obvia la gran presión inflacionaria que esta devaluación tendrá sobre los niveles de precios internos.
Ante esta situación el gobierno, para astringir la masa monetaria, acudirá a  una combinación de medidas como:
1.-Elevación de tasas de interés (pasivas)
2.-reducción del gasto publico. (Gastos de inversión = mas pobreza)
3.-Venta de bonos (más endeudamiento externo)
4.-Endeudamiento interno
5.-Mora de los pasivos laborales
6.-Regulación de precios en el comercio minorista (inflación subyacente)
Todas estas medidas inscritas en la teoría monetarista, (mas capitalista imposible) de ninguna manera van al fondo del problema inflacionario y mas bien lo retrasa y lo potencia, quedándose solo en su expresión dineraria.
En Venezuela durante el 2009. Los asomos inflacionarios mostrados durante el 2008  serán poco significantes en relación a los del año precedente. Y su indetenible aumento en el tiempo, requerirá del correspondiente financiamiento que; O lo facilita el gobierno vía déficit, o va con cargo a los ahorros del consumidor. (Léase  su bolsillo)
 Para el 2009,  los precios petroleros jugaran un papel  de capital importancia, ya que de mantenerse en el entorno de los 90  dólares por barril, se vera  limitada  severamente la capacidad de importación de bienes de consumo y/o se reducirán drásticamente los gastos de inversión, que no los corrientes. (Léase populistas)
Analizando el presente año, encontramos que las importaciones estarán en torno a los 50.000 MM de dólares. (Con un promedio anualizado de unos $ 105  por barril y unas reservas  de 36.000MM de dólares) lo que deja cierta holgura al gobierno. Pero el año entrante a $ 90 por barril tendríamos unos ingresos de alrededor de 80.000MM de dólares. Si restamos a estos ingresos,  60.000MM de dólares por importaciones, nos restarían solo 20.000MM de dólares para los gastos de funcionamiento del estado.
Queda claro que de repetirse el año entrante este nivel de importaciones, no habrá dinero suficiente para cubrir las importaciones y los gastos de funcionamiento del estado. Sobre todo si incluimos las misiones, el “gasto social” del gobierno, las ayudas al exterior y sobre todo las deudas por concepto de compras de armamento bélico hechas a los países del este.
Este escenario, nos lleva a intuir que Venezuela; dada su dependencia actual de los  bienes importados que ronda el 80%  de las necesidades de consumo nacional, muy posiblemente  se vera envuelta en una disminución acentuada del pseudo crecimiento que se había venido sucediendo el ultimo par de años. Todo esto sin tomar en cuenta que la cuasi recesión en la que  esta envuelta la economía global determinara una disminución de la demanda global de petróleo que posiblemente obligara a la OPEP a ordenar un recorte de las cuotas petroleras de sus países miembros, que nos afectaría  en cuanto a los ingresos, y en consecuencia  afectara negativamente a nuestra economía.
A resultas de esto, cuando nuestro gobierno se disponga a reducir circulante, mediante retiro de masas de dinero, venta de bonos, rebaja de sueldos y salarios, o reduciendo el gasto público, estará directamente contribuyendo con la especulación de los comerciantes e industriales del momento, estará frenando cualquier posible  incremento del PTB, y hasta estaría propendiendo a una contracción económica, de impredecibles consecuencias para el consumidor de bajos recursos.
En concreto, la devaluación a la que recurrirá el gobierno, causará   inflación y frenará  el crecimiento económico, una atípica situación económica que tiene nombre: ESTANFLACIÓN.
En ese momento La inflación no será monetarista, sino devaluacionista
Amanecerá y veremos.
Rómulo E Lander Hoffmann

http://www.romulolander.com 

 

TOPE DE PAGINA