ECONOMíA

Envilecimiento del signo monetario



 

 

Hace algunos años, en 1999 para ser mas preciso, escribí que solo era cuestión de tiempo el que nuestro signo monetario se envileciera totalmente, como consecuencia de las erradas políticas económicas (?) del recién estrenado gobierno, especialmente me refería a la autorización para emitir nuevas emisiones de monedas y papel moneda de altas denominaciones.

Las razones para que estas nuevas emisiones se dieran fueron varias, entre ellas; Perdida el valor adquisitivo del signo monetario debido a su constante depreciación y especialmente, a las expectativas que el nuevo gobierno generó.

Efecto inflacionario causado por las revisiones (Justas o no) de las escalas de sueldos y salarios que cuando son hechas, más a manera de indexación, que como respuesta a mejoras en la productividad, inciden negativamente sobre la economía.

Déficit fiscal programado que obligaba a la emisión de dinero inorgánico y a contraer tanto deuda interna como externa, para poder sufragar el gasto publico deficitario e improductivo.

Aumento desproporcionado de la masa monetaria vía incremento de la deuda interna y externa.

La recurrencia de este exceso de dinero, en principio genera una ilusión de economía en expansión, que es usado como “bandera de solidaridad” y que ciertamente rinde dividendos políticos, solo que al final, resulta en detrimento de las economías individuales.

El sostenimiento de un signo monetario de un pais, no esta basado en la cantidad de ceros que se le puedan agregar o quitar, respecto a su moneda de referencia, (sea esta la que sea).

El sostenimiento o estabilidad del signo monetario, pasa más bien por el desarrollo e implantación de políticas monetarias y fiscales coherentes y sobre todo estables en el tiempo. Depende del fortalecimiento de las instituciones del pais y especialmente de su Banco Central, asi como de un marco legal; Claro y sobre todo justo. Evitando a como de lugar que este sea mas justo para unos que para otros.

Un signo de que la economía esta creciendo, se refleja mejor en el aumento de la velocidad del circulante, que en el crecimiento de la cantidad de moneda y billetes en el circuito.

En Venezuela si bien es cierto que la relacion entre bienes y servicios y el circulante es mas que desproporcionada, la razón de este fenómeno no radica solamente en el incremento de los ingresos nacionales vía precios del petróleo, sino mas bien en el monstruoso y criminal aumento; Tanto de la deuda interna, como de la externa en tiempos de la mayor bonanza económica jamás registrada por gobierno alguno.

Previo a la aprobación de la redenominación del signo monetario, se debería acometer una reforma estructural de la economía del pais.

Y aunque una reforma integral resulta imposible para el actual gobierno, al menos deberían de hacer ajustes como estos:

1.- REDUCCION DEL DEFICIT FISCAL
2.- REDUCCION DEL IVA
3.- ELIMINACION DEL IDB
4.- FORTALECIMIENTO DE LAS FUNCIONES DEL BCV
5.- REDUCCION DE LOS GASTOS SOCIALES IMPRODUCTIVOS
6.- ACOMETER UNA POLITICA MONETARIA RESTRICTIVA LIMITADA EN EL TIEMPO
7.- REDUCCION A CERO DEL IVA EN LOS PRODUCTOS DE LA CESTA BASICA
8.- RECOMPRA Y PAGO DE LA DEUDA EXTERNA E INTERNA
9.- REDUCCION DE LA EMISION DE BONOS PARA NUEVA DEUDA

Todos estos ajustes ayudarían a disminuir la presión inflacionaria y mejorarían el comportamiento de la economía en el mediano y largo plazo. Asi mismo mejoraría notablemente la disciplina fiscal, dándole a los actores económicos una clara señal en lo que al riesgo de inversión se refiere. Acápite aparte merece el marco de seguridad legal.

El gobierno debe entender (Yo creo que si lo entiende) que si bien su politica de gasto publico, en nuestro caso; desbordado, incontrolado, ineficiente y sobre todo improductivo, puede darle dividendos en el corto plazo, en el largo, definitivamente estos seran insostenibles y contraproducentes.

El gobierno debe tener claro que para lograr un crecimiento económico con desarrollo, es absolutamente indispensable aumentar la capacidad productiva del pais y no solo la demanda de bienes y servicios. Y mucho menos, si este aumento de la demanda es producido por un circulante de origen improductivo con mas o menos ceros, cuestión que llegados a este punto, es una cuestión meramente cosmética.

Aunque posiblemente sicológicamente es una medida que le rendirá voticos en este año electoral.

PAN PARA HOY Y HAMBRE PARA MAÑANA.

Amanecerá y Veremos.

Romulo Lander Hoffmann.

Febrero 2006-02-03


TOPE DE PAGINA