ECONOMíA

EL SUB DESARROLLO: UN FENOMENO
O LA CONSECUENCIA DE UNA ACTITUD. ? ( II )



 

 


En el anterior articulo de la serie dedicada al análisis del fenomeno del Subdesarrollo, habíamos quedado, en que antes de llegar a alguna conclusion analizaríamos otros aspectos como: El sector comercial. El desarrollo de las clases medias. El papel que juega la educación. Y el problema demográfico.
Frecuentemente, en los países subdesarrollados, las actividades comerciales ocupan un lugar anormalmente grande en la población económicamente activa. - En Latinoamérica es aproximadamente el 30 % sin contar con el segmento que ocupa la llamada economía informal, - siendo aun mas alto este porcentaje en el reparto del ingreso nacional. Esta distribución se hace mucho mas notable si tomamos en cuenta que, una porción sumamente elevada de la población de los países en desarrollo vive en condiciones de subsistencia, o de pobreza critica. Como dijimos, esto es característica común en todos los países subdesarrollados, aun, en los que la renta petrolera es el componente mas grande del producto interno, tal como lo es en México y hasta hace poco, en Venezuela. Es así como estos países aparecen dotados de un sector comercial hipertrofiado. Los países subdesarrollados, se caracterizan por la importancia capital que en ellos tienen las formas de empleo y las relaciones de producción, mismas, que han desaparecido ( en las formas como las entendemos ) desde hace mucho tiempo ya, en los países desarrollados.
En nuestros países, solo quedan porciones mínimas en las ganancias, para los trabajadores, distribuyéndose la mayor parte de ellas, entre los productores y sobre todo entre los intermediarios, ocasionando con ello, el que estos estamentos económicos de dirigentes (“privilegiados”), detenten una posición exageradamente fuerte con respecto a la que existe en los países desarrollados. En adición a esto, la productividad de dichos sectores en nuestros países, es sumamente baja, con lo que se produce una relación perversa con los estamentos políticos, ( en busca de protecciones especiales ) lo cual hace que los costos transaccionales sean sumamente elevados.
Las estructuras Sociales de los países subdesarrollados son muy diferentes de las de los países desarrollados, donde la movilidad es superior, y por tanto, la posibilidad de desarrollo se potencia.
En contraposición, en nuestros países juega un papel de suma importancia, los comportamientos mágico - religiosos en amplisimos sectores de la población. También es factor determinante, la situación de desventaja de la mujer en relación a su papel en el proceso de desarrollo. Y finalmente, la existencia de minorías socialmente muy poderosas, que impiden la creación de otras formas de organización verdaderamente democráticas, y que favorecen la aparición de gobiernos autocráticos, de pseudo democracias y de partidocracias como formas de expresión del poder y como espejo del “ desarrollo “ resultante.
El desarrollo de las clases medias, a diferencia de los países desarrollados, donde estas ocupan un lugar particularmente importante
-tanto por sus componentes, como por las funciones que desempeñan,- se caracterizan por la debilidad numérica y funcional de los diferentes estamentos de la sociedad burguesa como consecuencia directa del reparto de la riqueza por parte del estado. Esto, proviene de una evolución histórica muy diferente a la de la Europa occidental. Así mismo, esta reducción de la burguesía y por lo tanto, de la cantidad de agentes dispuestos a arriesgar e invertir, se traduce en una orientación mas hacia las actividades especulativas de carácter intermediario, que hacia las verdaderamente reproductivas. Esta carencia cualitativa y cuantitativa de las clases medias de los países sub desarrollados, da como resultado la insuficiencia de los cuadros técnicos y sociales indispensables para el desarrollo. Es aquí, donde entra a jugar un roll fundamental la educación como vehículo de transformación de las actitudes de la gente, como herramienta para conseguir los cambios. Tradicionalmente ha sido característica de los países en vías de desarrollo, el tener un sistema educativo deficiente, mal diseñado y peor dirigido en sus políticas y fines a los que esta destinado, haciendo énfasis en los sectores equivocados, dado que da mucha mas importancia a la educación superior que a la básica, la cual, en su dinámica, no contempla una verdadera educación para el trabajo, ni mucho menos un estudio de aptitud, para poder diseñar una oferta adecuada de medios educativos. A esto se ha sumado el complejo problema demográfico de estos países, en los que las áreas urbanas se han visto invadidas por la gente del campo, (con el consecuente colapso de los servicios ) en busca de oportunidades para mejor vivir, dejando con ello deshabitado el medio rural y favoreciendo así la aparición de relaciones feudales en las zonas rurales, con las consecuencias que ello implica para la posibilidad de desarrollo de nuestros países.
Queda claro pues, que uno de los elementos principales que hará posible el desarrollo de nuestros países, es el rediseno de nuestro sistema educativo. Adaptarlo a las necesidades actuales, aunque ello implique una reducción drástica de la matricula en la educación superior. Debemos potenciar y promocionar las ventajas de tener unos cuadros medios técnico - laborales, eficientes y eficaces, con verdadera vocación de trabajo. Es allí, en esta educación, donde debemos implementar los mega proyectos sociales. No dándoles el dinero para la comida, sino la comida en la escuela. No dándole el dinero para los libros y los uniformes, sino libros y uniformes en las escuelas. No dándoles dinero para el pasaje, sino posibilidad real de transporte.
Preparando realmente a nuestros docentes, para que puedan identificar las aptitudes de los muchachos y en consecuencia orientarlos y encausarlos. ( que es su verdadera misión )Para esto debemos dar reconocimiento a nuestros maestros, y darles la importancia, y el estatus que se merecen.
Vemos pues, como el sub desarrollo, mas que una condición o un fenomeno, es una actitud, y que como tal es plenamente susceptible de cambiar y para ello solo falta: Voluntad politica, voluntad de pueblo, voluntad de todos.

AMANECERÁ Y VEREMOS.-
ROMULO E. LANDER HOFFMANN.-



Volver a Menu 1996 - 1997

TOPE DE PAGINA