ECONOMíA

Dólares, inflación y Primavera Árabe…



 

 

El mercado paralelo es el espejo de la realidad por la que esta atravesando el país y cuando uno mira a ese espejo se da cuenta de que no refleja NADA. O sea, “por ahora” NO hay disponibilidad de dólares. Y no la hay; a menos de que Ud quiera pagar al precio de quien tenga unos pocos o unos muchos, que es poco mas poco menos, cinco veces el valor del dólar oficial. Y si no se consiguen dolares en el paralelo, mucho menos en el oficial. Que hasta ahora ha ofrecido mucho, pero realizado poco.
Dada la tardanza en la asignación de divisas, sea por escasez o por ineficiencia del mercado, el ritmo inflacionario lo esta marcando el mercado paralelo. Forzando con ello al desgobierno a aceptar revisiones de precios en diferentes sectores de la economía que se reflejaran sin duda en este semestre que comienza y que aunque en principio afectara mas a la poca clase media que queda, terminara generando mas pobreza aunque esta este escondida entre misiones, subvenciones, dadivas y manipulación de cifras. Para este momento resulta evidente que el déficit fiscal superara los 15 puntos aunque el gobierno acuda a una nueva devaluación. Mientras tanto para seguir tapando su fiasco, este desgobierno acudirá a una colocación frenética (y forzada en muchos casos) de deuda interna que por efectos de la devaluación que les comenté anteriormente será licuada y la pobreza escondida entonces se reflejará en ese mismo espejo en el que hoy no podemos ver los dólares.
Quienes hoy nos desgobiernan aunque de la boca para fuera resientan de la situacion del hermano pueblo Egipcio, en sus mas íntimos deseos están ligando que la confrontación continúe para que los precios del petróleo recuperen al menos los tres dólares que han perdido en las ultimas semanas para por esta vía paliar un poco la disminución de ingresos producto de la caída de la producción, la disminución de las exportaciones y consecuentemente de la factura petrolera, dado que la casi totalidad de los ingresos en divisas de la nación provienen de la actividad petrolera.

La consecuencia directa del deterioro de los ingresos petroleros es la disminución de las reservas liquidas internacionales y por ello se produce el estrangulamiento cambiario, y al no haber divisas disponibles, la ausencia prolongada de subastas con las que medianamente se bandean productores y comercializadores para mantener el mercado abastecido.

La relación del dólar paralelo y la inflación es absoluta. La inflación que contenida subyace en el sistema gracias a subvenciones, presiones, concesiones, extorsiones y manipulaciones mediáticas, mas temprano que tarde se mostrara y a lo mejor con ella tendremos nuestra primavera Árabe...
Amanecerá y veremos
Romulo E. Lander Hoffmann


 

TOPE DE PAGINA