ECONOMíA

Devaluar, ¿o dejar deslizar?


 

En mi articulo sobre las perspectivas para el año 2012 estime que: una futura devaluación dependería de la presión que sobre el signo monetario ejercería la sobre valuación del Bolívar, la percepción del panorama electoral de quien hoy nos desgobierna, y la necesidad de mantener la ilusión de bienestar económico que tiene obnubilada a nuestros compatriotas. Y que solo representa pan para hoy y hambre para mañana.

Durante los últimos días, muchos analistas ven una nueva devaluación de la moneda en puertas que es esperada para inicios de 2013.

A pesar de los ingentes ingresos del pais, es inocultable su difícil situacion fiscal. Presenta un cuadro de déficit cada vez mas profundo aunado a un fuerte margen de sobre valoración del signo monetario que sin duda obligara al Ejecutivo; más temprano que tarde a hacer modificaciones al esquema de cambios hasta ahora sostenido artificialmente.

El objetivo de una nueva devaluación y remarco “una nueva” porque la institucionalización del dólar Sitme ya implicó una devaluación de facto que fue aceptada por los actores económicos como instrumento alternativo ante la imposibilidad de un acceso real a las divisas “oficiales” para satisfacer tanto; las necesidades del aparato productivo del pais como las individuales de sus ciudadanos. Se explica por si mismo:

En Venezuela existe un régimen de cambio múltiple diferencial expresado en: CADIVI, SITME y MERCADO INNOMBRABLE (del que no se puede hablar pero que de hecho existe). Que serán los valores que se moverán.

CADIVI deberá deslizarse desde su valor actual de 4,30 a un valor entre 6 a 6,50 bolívares por dólar. – en este segmento será donde menos dólares se transarán haciendo uso para ello el gobierno de su capacidad de control casi ilimitada sobre la divisa norteamericana.

El SITME deberá moverse de su valor actual de 5,30 bolívares por dólar a aproximadamente 7,50. – en este segmento se tranzará el grueso de las transacciones de importación y/o ahorro de la población

Y el mercado innombrable estará oscilando entre valores impublicables de xxx Bolívares por dólar. – En este segmento los desesperados, los oportunistas, los especuladores y los capitales mal habidos harán su refugio-

El nuevo tipo de cambio ponderado se ubicaría en consecuencia alrededor de los 7,00 Bolívares por dólar valor que representa una devaluación REAL entre el 50 y el 60% respecto a 2012?

El objetivo real de la devaluación será producir por esta vía una disminución de los saldos de la deuda interna expresada en Bolívares, una disminución del déficit fiscal y algún alivio sobre las presiones al mercado cambiario.

En definitiva podría no ser necesario decretar una devaluación oficial, solo bastara con dejar deslizarse el valor del Negro para que este genere una necesidad sustantiva que minimice el impacto que pueda tener la devaluación de facto que implica la reubicación al alza del dólar SITME.

Aunque no la llamen por su nombre, tendrá cara de cochino, ojos de cochino, orejas de cochino y olerá a cochino. O sea: SERA COCHINO!!!

Amanecera y veremos.