ECONOMíA

Devaluación y cambio diferencial. A ponerse las alpargatas



 

 

Al fin el gobierno ha implementado la tan esperada devaluación de la moneda con base en un esquema múltiple diferencial. Por cierto ya experimentado en el pasado con terribles consecuencias.

Luce que el gobierno solo esperaba el momento adecuado(?) para tomar ventaja y venganza.

El gobierno partirá de un esquema de cambio múltiple diferencial, el cual, equivaldría en su tercer valor (dólar paralelo) a una especie de libre flotación, Qué cosa NO? Aunque, POR AHORA, ya que habrá que esperar la reacción del mercado paralelo, ha decidido arrancar, con un cambio base equivalente a 2,60 BsF por dólar que le será aplicado a alimentos(importaciones), salud, ciencia y tecnología, maquinaria y equipos (librería), envío remesas familiares a estudiantes venezolanos en el exterior, consulados y embajadas acreditadas en el país, jubilados y pensionados, y un segundo valor de 4,30 BsF por dolar que servirá al resto de la economía y que esperan se mantenga cerca del valor del paralelo. Solo que deseos, no empreñan.

Tengo plena convicción acerca de lo inconveniente, tomando en cuenta el comportamiento de los agentes económicos en nuestro país, de dejar al gobierno la tarea de decidir el valor nominal de la divisa en lugar de dejarla ubicarse libremente, a falta de un esquema de caja de conversión, o de una dolarización, en el nivel que determine el mercado. Cuestión, que tiene mucho que ver con el legítimo derecho que tienen quienes deciden invertir y arriesgar sus capitales, y de obtener beneficios por la colocación de los mismos.

Partirá el gobierno de un precio entre 2,60 y 4,30 BsF. por dólar, para satisfacer los segmentos correspondientes a las transacciones comerciales (que ellos decidan) y flujos de capital, (QUE ELLOS DECIDAN!!!).
El actual nivel de las reservas internacionales ascenderán a 28.500 millones de dólares luego del pase de 7.000 millones al FONDEN.
Si dividimos estas reservas entre el nivel de liquidez monetaria que se sitúa alrededor de 232 mil millones de BsF, el valor implícito del dólar estaría entorno a 8,30 BsF por dólar.
A partir de este precio, la divisa empezara a fluctuar más hacia arriba que hacia abajo. El turismo, las transacciones comerciales, llamémoslas corrientes, las transferencias, tarjetas de crédito, los sectores automotriz, comercio, telecomunicaciones, químicos, metalúrgicos, informáticos, electrodomésticos, textil, eléctrico, gráfico, caucho, plástico, construcción, tabaco y bebidas. y un largo etcétera, estarán alrededor de ¿? bolívares por dólar, y sin duda, será este valor el que marcará los precios reales de los bienes en nuestra economía. Siendo esto exactamente lo que el Gobierno quiere que suceda, para poder justificar más aún su acoso y su retaliación sobre quienes adversan esta caricatura de régimen.

¿Cómo es que no se ha dado cuenta (¿o si?) el equipo económico del gobierno de que la expectativa de un dólar de mayor precio a futuro, generará en las exportaciones declaradas, subfacturación, y en las importaciones una sobrefacturación? Cosa que muchos agentes harán para protegerse contra el valor de una moneda que sin ninguna duda volverá; por un lado a acumular sobre valoración y por el otro a generar efectos inflacionarios subyacentes. O a menos, que sea una estrategia para obtener una mayor recolección de dinero por la recaudación fiscal que implica, cosa que también creo.

Por otra parte; ¿Cuánto dinero proveniente de los diferentes instrumentos financieros que están en el mercado y que hay que rescatar, seremos capaces de astringir?, ¿o lo hará el gobierno a punta de emisión de nueva deuda, y de ser así en que condiciones?

¿Cuanto dinero inorgánico se incorporará a la masa monetaria, si se cancela solo una parte de la deuda interna (devaluada) y se cubre parte del déficit fiscal de gasto corriente no reflejado “por ahora” en el presupuesto del 2010 prendiendo la maquinita de imprimir billetes?

¿No acelerará esto de manera dramática los índices inflacionarios al concurrir al mercado esta inmensa cantidad de dinero en busca de bienes escasos o inexistentes?

¿Cree el Gobierno, que de aquí hasta fin de año las condiciones del país serán diferentes y que por lo tanto habrán reducido al máximo; la liquidez y el déficit fiscal?

¿Entienden realmente el cambio de las magnitudes monetarias que esto representa?

¿Entiende el gobierno la magnitud del impacto que esta doble devaluación tendrá sobre los índices inflacionarios?

Nuestro país está maduro cívica y políticamente, y sabe que es él, el que finalmente desplazará del poder a esta caterva de vándalos que nos están desgobernando, y hay que empezar por las elecciones parlamentarias.

Amanecerá y veremos.

 

TOPE DE PAGINA