ECONOMíA

Devaluación y Elecciones



 

 

15 Diciembre, 2012

El sistema financiero ha venido experimentando un crecimiento más que desproporcionado. La banca, del monto que obligatoriamente debe encajar y cuyo promedio era de 34.000 millones de BsF. pasó en el último trimestre a 79 mil millones de BsF. Es decir un salto cuantitativo del 128%

Dos circunstancias han propiciado esta situación; Por un lado el crónico gasto elevado del desgobierno y por el otro, un elemento que podríamos llamar estacional: Las utilidades de fin de año

Esta letal combinación en primer lugar, en el corto plazo y ante la escasez que se producirá por aumento de demanda de algunos bienes de consumo que están sumamente rezagados respecto a su estructura de precios, presionará los precios del mercado. Aunque realmente estos aumentos se harán evidentes a lo largo del primer trimestre del 2013, y por el otro motivará nuevas emisiones de títulos que se sumaran a los ya existentes. Dos de los ingredientes principales para que la (impostergable y necesaria) devaluación se produzca, que no por “impostergable” se va a producir en lo inmediato.

La banca ha venido reportando un aumento sostenido de la liquidez en el sistema y el BCV, en un intento de “atajar” esta situacion después de haber mantenido una irresponsable actitud pasiva al permitir que existiese abundante liquidez para que por un lado los bancos pudiesen financiar los alienantes planes del Gobierno y por el otro mantener esta criminal ilusión de una riqueza que estructuralmente no existe. Aprobó en reunión de directorio ampliar, a las entidades financieras privadas, el monto en portafolio de bonos del BCV que estaba limitado al saldo registrado el 27 de noviembre de 2009, dado que la cantidad de dinero disponible supera en mucho el ritmo de la economía

Parte de la estrategia del gobierno pudiera estar motivada en la manipulación de la percepción del mercado de bonos utilizando la información sobre el estado de salud del presidente, que como ya vimos, en su momento los impulsó hacia el alza. Y con ello, de paso, mitigar las inmensas perdidas en las que ha hecho incurrir a la banca publica que es la principal compradora – tenedora de las emisiones (pagar y darse el vuelto que llaman). Una consecuencia agregada de esta estrategia (maligna, pero estrategia al fin) es que tiene la particularidad de desestimular la apertura de cuentas de ahorro y por lo tanto desvirtua la principal razón de ser de la banca: LA INTERMEDIACION FINANCIERA.

Es mi percepción, que la necesaria devaluación esta atada a los resultados de las elecciones del próximo domingo, y que la mejor manera de postergarla hasta que los designios de Diosito se hagan presentes, en el mejor interés de quien hoy nos desgobierna, dependerá de nuestra participación en ellas. Recordemos que Dios dijo ayúdate, que yo te ayudare.
Pd: ATENTOS AL 17 DE DICIEMBRE…


 

TOPE DE PAGINA