ECONOMíA

Devaluación e Importaciones



 

 

El primer efecto esperado de la devaluación es que los bienes y servicios exportables sean más competitivos que los extranjeros. Eso en teoría significa un aumento de las exportaciones y, por tanto, un crecimiento de la producción y del empleo y una reducción de las importaciones.En este sentido, es importante destacar que los beneficios de esta devaluación van a depender de la estabilidad de los precios domésticos en el corto plazo. Para evitar la inflación, las autoridades deben acompañar la devaluación con políticas restrictivas que eviten el aumento de los precios. Esto va a suponer mantener elevados los tipos de interés para amortiguar el efecto expansivo de la devaluación sobre la actividad económica, y reducir la masa monetaria circulante para evitar presiones inflacionarias adicionales. La devaluación representa un cambio en los niveles de precios de los bienes importados versus los bienes producidos a nivel local: Una devaluación lo que hace es variar los precios relativos de los bienes y servicios producidos en Venezuela versus los bienes y servicios producidos en el exterior.

Teóricamente, una devaluacion produce incentivos para substituir bienes de consumo e inversión importados por bienes producidos en el país (switching expenditure effect), que se hacen más baratos en términos relativos, lo que debería producir un efecto positivo sobre la cuenta corriente de la balanza de pagos, y, aún a pesar de introducir presiones inflacionarias, en teoría debería mejorar los niveles de producto e ingreso de la economía venezolana. Solo que en nuestro caso, la destruccion del aparato productivo ha sido de tal magnitud, que no hay industrias en capacidad de sustituir la mayoria de los bienes de consumo y en consecuencia estos efectos teoricos positivos no se cumplirán y por el contrario tenderá a intensificar el estancamiento con inflación que padecemos en la actualidad.

Respecto a sus efectos sobre las importaciones, dada la debilidad del sistema, continuaremos con los mismos niveles de importación a precios en BsF mucho más caros y con un efecto inflacionario que se mostrara hacia finales del segundo semestre de este año.

En Venezuela, la devaluación siempre ha sido usada como una salida a los problemas fiscales (y esta no sera la excepción) en periodos en los que el precio del petroleo han declinado, pero una vez que mejoran los precios del petróleo, la moneda se vuelve a apreciar en términos reales y se ha dejado deslizar el tipo de cambio en magnitudes inferiores a la inflación, solo que en este caso el dolar que se deslizara sera el paralelo, corriendo la arruga.

 

Volver a Menu 2010

TOPE DE PAGINA