ECONOMíA

LAS DECISIONES ECONÓMICAS COMO REGULADORAS DE LA DEMANDA. ( II )



 

 

En el articulo, anterior hicimos un esbozo de un sistema, donde los individuos están en libertad de disponer de su persona y su propiedad, de la forma que mejor le convenga, a través de un mecanismo regulador como la decisión, por el cual, nos guiamos, o deberíamos hacerlo, utilizándola (la decision) en forma racional , de manera de influir en la formación de los precios, en este sistema tomamos las decisiones basados en los precios y en los cálculos a futuro, de los movimientos de estos.
La economía; señalaba Frederik Henham, en gran parte es el estudio de la formación de los precios y de las funciones que estos desempeñan, no obstante, no toda la actividad economica esta gobernada por el mecanismo de los precios, ni se lleva a cabo con el único objeto de obtener una ganancia. Ejemplo claro de esto, lo es la familia, la cual es una institución de suma importancia, en donde la cabeza de ella, toma numerosas e importantes “ Decisiones” basado en el cariño y el bien común, sin esperar sacar provecho personal de sus miembros .
Hoy día, debido a la globalidad impuesta por la velocidad , calidad y cantidad en las comunicaciones, lo que definitivamente ha desdibujado las fronteras entre los países, las “decisiones” que se toman en un determinado país, repercuten estas casi inmediatamente en los otros, y con mucha mas fuerza en los de su área de influencia.
Podríamos analizar en este punto, la reciente “Decisión”, del gobierno de no aumentar el precio de la gasolina. El cual, si bien es cierto, no va a generar suficientes beneficios como para cerrar la inmensa y desproporcionada brecha fiscal, si influiría definitivamente en el balance de resultado de Pedevesa. Bastaría con que un equipo economico evaluara el costo de oportunidad (en cuanto a los recursos que podría producir)
que esta decisión implica, en caso de que se “decida” subsidiar al transporte publico con el remanente del aumento “ Determinado” una vez cubierto costos. Como vemos, muy posiblemente esta “decisión” del aumento de la gasolina, bien orientada en cuanto al correcto manejo de la información dada al publico, lejos de generar una situación explosiva, perfectamente podría aumentar la productividad del país, vía la reducción del ausentismo laboral, la generación de nuevas fuentes de trabajo al hacerse atractiva la posibilidad de incorporar al sector transporte mas unidades con financiamiento proveniente del aumento del combustible, y con el complemento de una politica automotriz coherente que incentive a las plantas fabricantes de automotores a la fabricación de unidades de transporte de diferentes capacidades para desarrollar aceleradamente el consumo de GLP, liberando en consecuencia gasolinas, que a precios internacionales generarían mayores ingresos al estado venezolano.
Se evidencia aquí que una “decisión economica “ manejada solo con criterio “político”, puede lucir muy conveniente desde el punto de vista simplista e inmediato, pero indudablemente, aparte de que desperdiciara su costo de oportunidad, generara presiones a futuro que tendrán mucha mayor incidencia sobre el costo de los combustibles. Es esta una de las situaciones donde el aumento de la demanda por crecimiento natural del mercado lejos de generar beneficios a la industria le acarreara mayores perdidas, visto que, el costo de producción es muy superior al precio de comercialización en el mercado interno.
Las “decisiones económicas” desde la óptica expuesta, solo son posibles dentro del marco de una economía abierta, de libertad de mercado y de libertad economica, en cambio son absolutamente imposibles en el marco de una economía dirigida tal como pareciera ser el modelo heterodoxo actual. Es obvio que por el espacio, no podemos sino ir desarrollando esta tesis, por entregas, pero creo, que se ha establecido nuevamente la relación entre “DECISIÓN Y DEMANDA” y entre la posibilidad de que esta, (la demanda) lejos de solo aumentar los precios, puede perfectamente, a pesar de los aumentos, generar bienestar y contribución al desarrollo sostenido y armónico del país.
Es cuestión de “decidirnos” a abandonar el modelo de gradualidad que desde hace mucho tiempo hemos escogido, que lo que hacen es someter al país a un “shock “continuo, como lo comenta en un reciente articulo en excelente economista Alexander Guerrero, los efectos producidos por ese esquema supuestamente antishock como el control de cambio, control de precios, y de fuertes y astringentes restricciones económicas e institucionales en los mercados financieros y reales, pueden ser perversos, para demostrar esto señala los siguientes indicadores: Inflación de 61 % de Junio /94/ Junio 95 - Caida en - 5% del PIB - Caida en 43 % del salario real - Incremento del desempleo del 40 % - Caida en 12 % de la inversion privada e Incremento de 15 % en la capacidad instalada ociosa. Debemos darle oportunidad a nuevos esquemas, dado el evidente agotamiento y fracaso del que desde siempre hemos intentado implantar y cuyos resultados son mas que evidentes, no se trata de hacer oposición a ultranza, se trata de probar nuevos caminos, nunca, o mal transitados, basados en la inmensa capacidad del nuestra gente, en esa facilidad de adaptación que tenemos. Para demostrar este aserto, solo basta observar, con que facilidad nos hemos adaptado a este desastre que estamos viviendo, lo que no quiere decir que toda la población no esta ávida de cambios, de nuevas metas, ávida de tomar sus propias “decisiones”, y de sentirse que están construyendo un País.

Amanecerá y Veremos.-
Romulo E. Lander hoffmann.-


Volver a Menu 1998 - 1999



TOPE DE PAGINA