ECONOMíA

LAS DECISIONES ECONÓMICAS COMO REGULADORAS DE LA DEMANDA. ( I )



 

 

Comencemos por determinar, que el hombre es el elemento central del que hacer economico, el cual, esta sujeto inescapablemente a elegir. Es decir a tomar “decisiones” entre diferentes opciones que constantemente y en todos los ámbitos de su vida se le presentan.
El acto de elegir ; puede ser : Deliberado, Impulsivo, o por Costumbre, pero en general todas estas situaciones deben ser consideradas como “Decisiones”.
Podemos dividir a las “decisiones” de carácter economico así; Las que tienen que ver con los negocios y las personales. Vamos a categorizar a estas en importancia.

1.-El hombre tiene que tomar la decisión de como invertir o como distribuir su tiempo: entre Trabajo (preferiblemente remunerado) y Descanso.

2.-Debera decidir, que parte de lo ganado con su esfuerzo y su trabajo va a gastar en el presente, en artículos de consumo, y cual parte va a ahorrar para poder proveerse en el futuro.

3.-Debe tomar la decisión de en cual forma va a guardar sus bienes y como los va a categorizar en base al valor de estos.

4.-Debe tomar la decisión de como distribuir sus gastos entre los múltiples artículos de consumo, categorizandolos en función de sus necesidades. Aquí resulta obvio que todas estas decisiones-situaciones, se relacionan entre si y que en mucho estarán condicionadas por el gusto y por la importancia que cada individuo le otorgue, ya que en indiscutible que estos, varían ampliamente de una persona a otra.
La palabra “decisión” sugiere la posibilidad de que se esta escogiendo algo intencionadamente una vez sopesado y analizado diferentes alternativas, que a su vez implica haber desechado otras en el proceso, muchas de las decisiones económicas se toman de esta manera dado que las personas tienen que cuidar su capital, y mucho mas, si este es escaso. Sin embargo algunas decisiones se toman de manera impulsiva, sin suficiente reflexión ni valoración de las diferentes alternativas, en tanto otras son tomadas por costumbres, propias o heredadas, salvo que suceda algo imprevisto lo suficientemente importante como para que genere un cambio en la manera de tomar decisiones, en consecuencia como dijimos anteriormente, sea este proceso; Deliberado, Impulsivo,por la costumbre, o por la fuerza, debe ser considerado como “ Decisión”.
Esta es la palabra clave ‘DECISIÓN”. Debemos comenzar a utilizarla en su verdadera acepción diariamente en cada una de las opciones que se nos presenten, si sopesamos adecuadamente las ofertas que nos hacen, y las encontramos: Engañosas, deficientes, o especulativas. Tomemos el tiempo necesario para analizar si existe alguna alternativa substitutiva y elijámosla. Esto seria un punto de inicio para que madure nuestro mercado y para que como comunidad que consume, tenga peso especifico e influencia sobre la formación de los precios finales al consumidor

Debemos tomar en cuenta que los movimientos de precios sirven como indicador tanto a los consumidores, como a los productores, si hacemos abstracción de algunas condiciones adversas que pudieran generar variaciones importantes en la formación de los precios, y nos limitamos a exponer un escenario teóricamente normal, encontraríamos que al existir una mayor demanda de determinado articulo su precio tendería a subir, es aquí donde los consumidores deben tomar la “decisión” de hacer valer la relación precio-valor para presionar e influir sobre la formación del precio. Vamos a definir el termino precio; como la cantidad de dinero que se entrega, o que se paga ( no lo que a uno le piden) y que su valor no es intrínseco en el sentido economico, sino relativo a la satisfacción y utilidad que el comprador le asigne al bien. En las doctrinas modernas, valor significa; Valor de cambio, y siempre será relativo, dado que el valor de una cosa siempre será expresado en función de otra. Así mismo el valor casi siempre se expresa en dinero, que se traduce en los precios. Vemos pues que como agentes activos, podemos influir en la formación de los precios y el la modificación del comportamiento de la demanda, y que esta a su vez, si bien es cierto que en principio cuando Aumenta,(la demanda) genera un efecto de alza en los precios, debería producir otro que se traduzca en un aumento de la producción para poder satisfacer los nuevos requerimientos del mercado y en consecuencia, si mantenemos una estricta actitud en la “decisión” de exigir que la relación precio-valor sea constante, los precios tenderán al equilibrio y posteriormente a ubicarse en los niveles previos de precio o inclusive, dependiendo del crecimiento de la producción aun mas bajos.
En cuanto a las “decisiones” relativas a los negocios, estas son tomadas individualmente o en asociación, (empresas) estos a su vez tendrán que “decidir”, en base a las exigencias del mercado: Que van a producir, que cantidades van a producir, que medios de producción utilizaran, donde habrán de ubicar sus plantas de producción. Y que si bien es cierto que el legitimo derecho de cualquier empresario o empresa es obtener un beneficio por su inversion y por el riesgo que asumen, no es menos cierto que estos dependen absolutamente de los consumidores, que son los que generan la posibilidad de que estos existan y que por lo tanto son los consumidores los que a traves de sus “decisiones” pueden presionar para que la formación de los precios se mantenga en niveles adecuados a la realidad interna del país. Vemos pues como la demanda no solo puede ser factor de aumento en los precios, sino por el contrario debe llegar a ser factor de disminución de los mismos. Debemos comenzar a tomar consciencia de que en la educación de los consumidores esta el verdadero desarrollo de los mercados y su consecuente prosperidad.
Debemos, los que de alguna manera tenemos la posibilidad de influir en la formación de las generaciones futuras, enseñarlas a decidir apropiadamente y no oportunistamente, solo que para eso, debemos aprender nosotros primero a decidir.

Amanecerá y Veremos
Romulo E. Lander Hoffmann.-

Volver a Menu 1998 - 1999

TOPE DE PAGINA